Estamos más dispuestos a pagar a la hora de incorporar equipamiento industrial o casero según nuestras necesidades de potencia requerida. En el caso de los COMPRESORES DE AIRE, y al tratarse de una maquinaria sumamente versátil, una correcta inversión inicial puede ayudarnos a evitar adquirir equipos adicionales para cubrir la demanda de aire.

CAUDAL.

Los litros o metros cúbicos por minuto son la medida relacionada a la salida de aire del compresor.

En pocas palabras, sirven para medir el caudal de aire entregado.

¿Cómo se logra dimensionar el compresor de aire correcto para alimentar una instalación? Lo recomendado es tomar como valor de referencia la suma de los valores de aire consumidos por las máquinas o herramientas utilizadas en simultáneo.

 Como referencia, te contamos que el caudal de aire consumido por una llave de impacto neumática de media pulgada es de aproximadamente 300 litros por minuto, mientras que una lijadora neumática consume 250 litros por minuto, por ejemplo.

 Por otra parte, como consejo te recomendamos calcular siempre entre un 25% y un 40% más del caudal estimado, para obtener dos importantes beneficios:

·         Por un lado, evitarás la sobrecarga del compresor y el consecuente desgaste prematuro del equipo;

·         Por otro lado, lograrás compensar las posibles pérdidas de aire de la línea, las cuales reducen el caudal de aire entregado por el compresor.

PRESIÓN.

La presión es la medida de resistencia al caudal de aire generado por el compresor. Esta unidad se mide en PSI (libras por pulgada al cuadrado) y es el resultado de la presión resultante de 1 libra de fuerza dirigida hacia una superficie de 1 pulgada al cuadrado.

Analizando qué compresor necesita tu industria tendrás que evaluar tanto el caudal como la presión, aunque, desde nuestro punto de vista, el caudal es la variable principal para medir la eficiencia del compresor.

En la industria, la mayoría de actuadores neumáticos requieren presiones de entre 116 y 145 PSI (8 y 10 bar). No obstante, existen compresores que permiten presiones de hasta 190 PSI (13 bar) para aplicaciones específicas.

Otro factor para atender es que el caudal y la presión son proporcionales. Esto significa que a medida que aumentamos la presión, el caudal de aire entregado por el compresor disminuye; y viceversa.

POTENCIA.

A los efectos de dimensionar el o los compresores de aire a incorporar, la potencia es un dato que surgirá siempre como resultado del caudal de aire necesario para alimentar las máquinas o herramientas neumáticas. Por ejemplo, si un cliente requiere alimentar un conjunto de llaves de impacto que consuman 900 litros por minuto a una presión constante de 145 PSI (10 bar), requerirá un compresor de aire de 10 HP.

A continuación, te presentamos una tabla comparativa con potencias “estándar” para que puedas realizar un cálculo inicial y aproximado de qué tipo de equipo estás necesitando:

Tabla presion compresores

Compresores Guadalajara, Compresores Industriales, Compresores California, Compresores Libres de Aceite, Compresores a Gasolina, Compresor Silencioso, Compresor Direct Drive, Compresor Grado Médico, Compresor Eléctrico. Ir a ver compresores de Aire