Cotizar artículos

Añadiendo tu primer artículo favorito.

Cargadores de Baterias
Cargadores de Baterias

Cargadores de Baterias

 El cargador de baterías es un aparato que sirve para recargar una *batería descargada haciendo circular una corriente continua, de tensión ligeramente superior a la de la misma batería, en sentido opuesto al de la corriente de descarga. Se consigue así la retransformación del sulfato de plomo presente en las placas, restituyendo el ácido sulfúrico a la solución electrolítica, que aumenta su peso específico (el estado de carga de una batería se puede controlar fácilmente con un densímetro: aquélla disminuye con el peso específico de la solución electrolítica).

 Desde el momento que la fuente de energía de que se dispone es la red de corriente alterna, se recurre a rectificadores de selenio o a los constituidos por diodos de silicio, que permiten el paso de la corriente en un solo sentido prefijado, por ejemplo el de las se-miondas positivas exclusivamente. Dado que la tensión de la red tiene un valor notablemente superior al necesario, se hace uso de un transformador para reducir la tensión a valores comprendidos entre 13 y 18 V. En serie con el circuito se monta un reóstato (resistencia variable), con la misión de regular la intensidad de la corriente de carga.

 Conectando el polo positivo del cargador de baterías con el positivo de la batería, el negativo con el negativo y el primario del transformador con la red, la batería está a punte de ser cargada. El proceso se prolonga durante el tiempo necesario para que la solución electrolítica alcance el peso específico idóneo, o bien hasta que se comience a observar el desprendimiento de burbujas, de la solución (efecto debido al desprendimiento de hidrógeno o de oxígeno en la proximidad de las placas positivas y negativas, a causa de que la corriente de carga es superior a la necesaria para reducir las pequeñas cantidades de sulfato de plomo aún presentes en las placas).

 Para conseguir una carga completa hay que limitar la intensidad de corriente; una carga excesivamente rápida provoca una elevación de temperatura de las placas, que pueden curvarse. De aquí la necesidad de un reóstato que permita dosificar la intensidad de corriente.

 

 El aparato dispone igualmente de un amperímetro para controlar constantemente la intensidad de la corriente de carga, y de un voltímetro para conocer exactamente el valor de la tensión en los bornes de la batería.

 Existen tipos de cargadores de batería mucho más complejos que el descrito, con variadas características de potencia (45-60 W) y de funcionamiento. Los tipos usados en los talleres eléctricos se han previsto para poder efectuar la recarga simultánea de varias baterías, unidas entre sí en serie o en paralelo, según las circunstancias. Dado que la duración de la carga no debe ser excesiva, hay que controlar tanto el tiempo como la intensidad de la corriente y el peso específico de la solución electrolítica. Para reducir la necesidad del control la electrónica ha conseguido realizar tipos especiales de rectificadores, cuyo funcionamiento se interrumpe automáticamente en cuanto se ha alcanzado la carga completa. 

 Prácticamente no son más que dispositivos sensibles a la tensión en los bornes de la batería, que actúan de forma que en cuanto se alcanza la tensión correspondiente a la carga máxima el cargador de batería queda inactivado automáticamente.

 El aparato dispone igualmente de un amperímetro para controlar constantemente la intensidad de la corriente de carga, y de un voltímetro para conocer exactamente el valor de la tensión en los bornes de la batería.

 Existen tipos de cargadores de batería mucho más complejos que el descrito, con variadas características de potencia (45-60 W) y de funcionamiento. Los tipos usados en los talleres eléctricos se han previsto para poder efectuar la recarga simultánea de varias baterías, unidas entre sí en serie o en paralelo, según las circunstancias. Dado que la duración de la carga no debe ser excesiva, hay que controlar tanto el tiempo como la intensidad de la corriente y el peso específico de la solución electrolítica. Para reducir la necesidad del control la electrónica ha conseguido realizar tipos especiales de rectificadores, cuyo funcionamiento se interrumpe automáticamente en cuanto se ha alcanzado la carga completa. Prácticamente no son más que dispositivos sensibles a la tensión en los bornes de la batería, que actúan de forma que en cuanto se alcanza la tensión correspondiente a la carga máxima el cargador de batería queda inactivado automáticamente.

 

En resumen. Un cargador de baterías, o simplemente cargador, es un dispositivo utilizado para suministrar una corriente eléctrica, en sentido opuesto al de la corriente de descarga, a una batería o pila recargable para que esta recupere su carga energética.

Hay 10 productos.

Mostrando 1-10 de 10 artículo(s)
Filtros activos
Precio $1,665.00
Más
Sobre Pedido
Precio $1,712.00
Más
Últimas piezas!

Referencia: STK21523

Marca: STARK

Cargador De Baterias 55 Amperes Stark Tools 21523

Cargador De Baterias STARK STK21523 Características:  Motor de arranque actual: 600A Construido en el ventilador de refrigeración con protección automática del termistor Temporizador ajustable para la carga rápida, Set & Forget CE, RoHS certificados, perfecto para coches, barcos, remolques, vehículos recreativos.

Precio $6,166.00
Más
Disponible
Precio $2,272.00
Más
Últimas piezas!
Precio $3,213.00
Más
Últimas piezas!
Precio $1,568.00
Más
Sobre Pedido
Precio $1,850.00
Más
Sobre Pedido

Síguenos en Facebook